Los 3 imprescindibles de Nepal

Hay tres cosas por las que Nepal destaca en el mundo como un destino turístico único. La primera y más importante es ser la cima del mundo, y es que Nepal está situado en pleno corazón del Himalaya, contando con 8 de los 14 ochomiles que hay en todo el mundo. La segunda es nada menos que ser, junto a la India, la cuna del budismo, con sitios como el lugar donde nació el mismísimo Buda. La tercera, no menos importante, es tener una de las capitales más acogedoras y evocadoras de Asia y el mundo: Katmandú.

Durante mi visita a este país el pasado mes de agosto durante mi viaje alrededor del mundo, dediqué todo un mes para vivir a fondo y de manera particular estos tres aspectos particulares. Un tiempo de estancia, este, muy por encima de la media de tiempo que vengo quedándome en cada país del itinerario, sobre todo considerando su tamaño.

El Himalaya: trek en el circuito Annapurna

No hace falta ser un loco de la montaña para disfrutar de una buena ruta de senderismo por la cordillera del Himalaya. Yo, sin serlo, aunque reconozco que cada vez me gusta más, viví con este trek una de las mejores experiencias, si no la que más, de lo que llevo de viaje. Vistas impresionantes de montañas de una altura irreal, inmensos valles que dejan sin habla, poblados de madera y piedra que te harán viajar en el tiempo, gente amable y hospitalaria de la cual prendarse en el camino, alojamientos acogedores y rústicos regalados de precio, deliciosa comida de montaña cocinada al fuego y con productos locales y, sobre todo, sentir la naturaleza en sus estado más puro y en su grandeza más extrema.

circuito annapurna

Son muchas las rutas de montaña que se pueden realizar a lo largo de todo el país. Hay casi para todos los gustos y niveles. Elegí la ruta del Annapurna, una de las más populares, todo sea dicho, por ser la que mayor diversidad paisajística ofrecía entre los 1.500 metros de altitud en los que se comienza a caminar y los más de 8.000 metros de los picos más altos que pueden verse. Pese a que el Annapurna I es el ocho mil con mayor índice de mortalidad en el mundo, el circuito es fácil y llevadero si se realiza adecuadamente, plenamente apto para principiantes.

circuito annapurna

Si queréis información práctica y detallada sobre este trek, además de muchas más fotos, podéis consultar este post.

El Budismo: Lumbini, Bodhnath y Vipassana

Pese a que el budismo surgió y se extendió en la actual India, Nepal, aunque es el país de todos los que conforman el subcontinente indio donde más se practica, aunque la religión mayoritaria sea el hinduismo, la verdad sea dicha. Pero, por si fuese poco, Nepal cuenta con algunos de los lugares más sagrados del budismo. Lumbini es el más importante de todos ellos, nada menos que el lugar que vi nacer a Siddhartha Gautama, Buda, hace más de 2500 años.

buda bebe

El punto exacto se encuentra en las ruinas de unos antiguos edificios de la época, dentro del templo Maya Devi.

nacimiento buda

El recinto, el cual recomiendo visitar en bicicleta, es una extensa área ajardinada y repleta de árboles en la que se están construyendo numerosos templos por parte de cada uno de los países budistas del mundo. Lumbini es una parada perfecta si se va desde Pokhara o Katmandú a Benarés, en India, ya que se encuentra a medio camino, justo en la frontera.

arbol lumbini

Otro de los lugares budistas de Nepal es la estupa de Bodhnath, la más grande de todo el país. De un blanco predominante, pero rematada con decoración dorada y colorida, en la que destacan los ojos de Buda y las populares banderas tibetanas de oración. Este recinto, que data de la época tibetana, se encuentra a las afueras de Katmandú. Se puede subir a ella, pero no entrar. Se debe rodear en sentido de las agujas del reloj. El recinto está repleto de tiendas y restaurantes turísticos, aunque escapando un poco de la parte más céntrica, se pueden visitar numerosos monasterios budistas. Evitando la entrada principal, no os será difícil evitar pagar el ticket de admisión.

bodhnath budistabodhnath estupa

Para rematar la experiencia budista en Nepal, ingresé en un centro de meditación a las afueras de Katmandú para realizar un retiro de 10 días en el que aprender la técnica Vipassana. Toda un experiencia que cuento al detalle en este post.

Katmandú

plaza durbar

Como comentaba al inicio del post, Katmandú es una capital bastante particular y con numerosos lugares de interés. Es una capital relativamente tranquila, que puede parecer un remanso de paz si se viene de la India o un trajín insoportable si recién se aterriza desde Europa. Paseando por su casco antiguo uno se topa con numerosas estupas y templos, tanto budistas como hinduistas, así como calles y edificios típicos. La plaza Durbar es el principal reclamo, y no es para menos. Un irregular y bello espacio público repleto de palacios y templos con un estilo único. Entrar a cada uno de ellos vale dinero, así como a la plaza, pero esta última se puede evitar fácilmente ya que, al haber hostales dentro de ella, el tránsito de turistas es continuo.

durbar

Literalmente, basta con caminar seguro y decidido, o sea, no parecer un turista, cuando se pasa por alguno de los puestos de control. En el caso de que te paren, como me pasó a mí, basta con decir que estas cruzando por allí para ir a un hostal o simplemente a algún lugar que se encuentre al otro lado de la plaza. Una buena excusa también para visitar el barrio viejo, que se encuentra junto a la plaza. Repleto de edificios y calles antiguas.

viejo kathmandu

El barrio donde se encuentran gran parte de las guesthouses y todas las facilidades para el viajero se llama Thamel. Si bien no tiene nada de especial, es buen lugar para viajeros de largo recorrido, ya que uno puede proveerse de cosas difíciles de encontrar en otros países a muy buen precio. El clásico es comprar equipamiento de montaña o mochilero en las numerosas tiendas que venden copias de sorprendentemente buena calidad “Made in Nepal”. También hay otras plazas parecidas a las afueras de Katmandú, como la Patan Durbar o Bhaktapur.

Katmandú es también un lugar óptimo para descubrir la gastronomía nepalí. A mí humilde parecer, bastante parecida a la india, pero menos picante, con influencia china y con un toque montañés. Los platos clásicos son los momos, el dal bhat, la thukpa, el chow mein y el yak con su carne y derivados. También es buen sitio para degustar la comida tibetana, ya que hay una importante comunidad de exiliados procedentes del Tibet.

comida nepali

En definitiva, Nepal ha sido un pequeño gran país en el que pasé todo un mes, hasta ahora el segundo en el que más tiempo he pasado después de la India, y que me ha marcado particularmente con dos de las experiencias más increíbles en lo que llevo de viaje. Espero volver algún día para descubrir más sus montañas y su cultura. ¡Lo recomiendo muchísimo!