Las cataratas del Niagara

Las cataratas del Niágara han sido eternamente popularizadas por la literatura desde su descubrimiento en el siglo XVII y, en mayor medida, por el cine y la televisión desde los años 60; por ello son las cataratas más famosas del mundo, siendo pocas las personas que no han oído hablar de ellas alguna vez. Pero, bajo mi punto de vista, pese a que no podemos desacreditar lo impresionantes que son, su fama es exagerada si la comparamos a otras grandes cataratas del mundo como el Iguazú, Victoria, Skogafoss o Dettifoss, o incluso a otros parques naturales de Norte América como Monument Valley, el Gran Cañón o Yosemite. Así, las cataratas reciben decenas de millones de turistas al año y, aun siendo un lugar más industrial que romántico, Niágara es un destino muy popular entre recién casados.

Niagara lado canadiense

Este grupo de cataratas del río Niágara, que toma su nombre de la tribu nativa iroquesa, está dividido por la frontera entre Estados Unidos y Canadá, por lo que la gestión turística y medioambiental se realiza de manera conjunta. En el estado de Nueva York, se encuentran las cataratas estadounidenses; amplias, caudalosas pero no muy altas. En el estado de Ontario, se encuentran las cataratas canadienses, de la cual destaca “Horse shoe falls”, la más alta con una caída de más de 50 metros y una amplitud y volumen asombroso debido a su envolvente forma de herradura.

Niagara cascada barcoNiagara lado americano

Las cataratas del Niágara son de fácil acceso desde cualquiera de las ciudades cercanas de ambos países, sea en coche o transporte público. Una vez en el lugar, se pueden observar las cataratas desde varios miradores, de los cuales destacaría los del lado canadiense, ya que dan una buena visión de las cataratas principales. En cualquier caso, también existen tours en bote muy recomendables para observar las cataratas desde abajo y a muy poca distancia. Pese a que te dan un chubasquero, la mojada está asegurada. Aunque más se mojaron las numerosas personas que a lo largo de la historia se han arrojado por las cataratas. Muchos de ellos perdieron la vida en el intento, pero también existen personas que aún pueden contarlo. ¡Qué locura!

Detalle catarata Niagara

Todo ello se puede hacer fácilmente en una mañana, aunque si os gustan los casinos o viajáis con niños, la ciudad de Niágara Falls es casi un parque de atracciones donde poder completar el día.

casinos niagara