De paso por Copenhague

De camino al que sería el destino de este verano 2013, Islandia, la combinación de vuelos baratos para llegar a la isla me hacía pasar por Copenhague. Nunca había estado en Dinamarca y además tenía amigos y conocidos a los que visitar en la capital, por lo que decidí parar un par de días para conocerla.

Panoramica Copenhague

Bicicletas

Tuve la suerte de gozar de la hospitalidad de mis colegas y de sus buenos consejos para visitar los lugares más interesantes de la ciudad. El buen tiempo acompañó (hasta pasé calor) y disfruté de lo que quizás más envidie de estas ciudades civilizadas del norte: poder moverme en bici libremente! Gozando de carriles y semáforos exclusivos para ciclistas, con la tranquilidad de que nadie acabe atropellándote, aparcamientos para bicicletas… En definitiva, todo lo que falta en la gran mayoría de ciudades del mundo. Por no hablar de la cultura del respeto a lo ajeno, tan asumida y propia de Escandinavia, con la que poder pasear sin preocuparte de que alguien intente robarte. A pesar de esto, en mi eterna reflexión sobre “el lugar perfecto donde vivir”, no creo que este conjunto de cualidades positivas compensen el incesante mal tiempo de estos lares de Europa o el simple hecho de que cualquier alimento de las dietas de latitudes más bajas y cálidas, sea un artículo casi de lujo.

molino CPH

Nyhvn

Dicho esto, aconsejo pasear por las peatonales calles del centro, a lo largo de las cuales encontraréis iglesias como la de Mármol, imponentes edificios civiles como el Ayuntamiento y alguna salida fluvial o marítima, como el famoso Nyhvn (“puerto nuevo” en danés), una de las estampas más típicas de esta capital.

Rubias Dinamarca

Parques

Saliendo del centro, no se tarda en toparse con alguno de los muchos parques de la ciudad. Muchos de ellos albergan antiguos castillos e iglesias, como son los casos del parque del Kastellet o el de Rosenborg.

iglesia kastellet

castillo Rosenborg

Mar, canales y lagos

Siempre dentro de la ciudad, en torno al centro, se encuentran los lagos de la ciudad al oeste y el canal principal al sur y el este. Lugares agradables para pasear a pie o en bici y encontrarse con locales disfrutando de su tiempo libre. Sin duda, el agua en una ciudad es una bocanada de aire fresco, un respiro entre tanto cemento. En Copenhague la disfrutan por partida triple: mar, canales y lagos. ¡Algo bueno tendría que tener tanta lluvia! Uno de los atractivos que encontramos cerca del agua y que de manera poco comprensible se ha convertido casi en símbolo de la ciudad, es la famosa sirenita de Copenhague. Una simpática estatuilla de metal yacente sobre una roca.

sirenita copenhague

Christianshavn

Al sureste del centro, al otro lado del canal, encontramos el barrio de Christianshavn. Recomiendo mucho subir a la vertiginosa torre espiral de la iglesia de san Salvador, desde donde se alcanza a ver toda la ciudad (primera imagen de este post) e incluso Malmö, en Suecia, y el largo puente que una ambos países.

torre espiral Christianshavn

Christiania

Pero la peculiaridad de esta parte de la ciudad se llama Christiania, un barrio delimitado en la que los residentes viven ajenos a las leyes de la ciudad. Lo cual les permite mercadear con drogas blandas. He de decir que la variedad y aparente calidad de la marihuana en venta era digna de los mejores coffee shops de Ámsterdam. En definitiva, una caso interesante que seguramente surgió con ideales políticos definidos, pero que en la actualidad se ha ido vendiendo a los ingresos del turismo. El lugar parecía una versión más liberal del mercadillo de Candem Town. El clásico centro social ocupado venido a más. En el interior no se podían tomar fotos, a continuación os muestro una toma del ingreso.

Christiania

Norrebro

Por lo demás, más allá del recorrido turístico, disfruté mucho de la zona de Norrebro, donde os recomiendo la cervecería artesanal Mikkeller. Y, de un poco de sol (si hay) y un baño en las limpias aguas del canal en Havnebad.

Después de estos dos días en Copenhague, rumbo al aeropuerto en dirección a Islandia, donde pasaría 10 días de los cuales os hablare pronto en este blog.