¿Cuánto cuesta el Camino de Santiago?

A continuación os contaré por cuánto dinero realicé el Camino de Santiago Francés por Aragón. Desde Somport, a 70 kilómetros al este de Roncesvalles, justo en la frontera pirenaica con Francia, hasta Finisterre y Muxia. Aproximadamente 970 kilómetros en 41 días. Caminando una media diaria de 24 kilómetros al día. De otros muchos aspectos de este Camino hablé en el post anterior, os animo a echarle un ojo.

amanecer-meseta

Cuando me preparaba para hacer el Camino antes de partir hacia el Pirineo, me hacía esta misma pregunta. Sabía que los alojamientos eran bastante baratos para estándares europeos, que al caminar no pagaría transporte alguno y que la comida no debía ser cara si compraba en supermercados. De modo que si no me daba por derrochar en comodidades a las que no acostumbro cuando viajo, el Camino acabaría siendo barato. Así fue.

credencial-peregrino

Presupuesto total del Camino

Durante esos 41 días me gasté un total de 528,15 €. Contando exclusivamente los días que caminé desde que salí hasta que llegué. Una media de 12,88 € al día. Eso sí, durmiendo siempre en los albergues más baratos, comiendo solo comida de supermercado (cocinada cuando se podía) y, por supuesto, cubriendo absolutamente todo el recorrido a pie.

Comida

El gasto más alto fue en comida, un total de 280,35 €. Poco si atendemos a que solo fueron 6,84 € por día, mucho menos de lo que vale un solo menú de peregrino. El secreto, como adelantaba, fue precisamente ese: huir de menús y comidas preparadas. Comer siempre comida de tiendas, mercados o supermercados, cocinándola siempre que disponía de cocina. Conmigo llevaba un tupper y lo aprovechaba cocinando el doble por las noche y llevando comida preparada para el día siguiente. Algunos de estos euros también fueron empleados en alguna que otra botella de vino local, para que os voy a engañar.

uva-tempranillo

Por lo demás, tan solo comí 3 veces en un bar: una fue un bocadillo en un pueblo en el que no había ninguna tienda, otra fue un plato a medias de pulpo a feira en Melide que había que probar y la última un menú en un barrio de Santiago con un amigo.

Alojamiento

El siguiente gasto fue el de alojamiento, 220,5 €. Una media diaria de 5,80 € si solo cuento las 38 noches que dormí en albergue. Las otras 3 lo hice en casas de hospitalarios amigos que tenía a lo largo del Camino.

Normalmente los albergues más económicos son los municipales, ya que están subvencionados por el municipio o la comunidad autónoma (en el caso de Galicia) para fomentar el turismo. El precio puede variar dependiendo del lugar, pero suelen costar de 5 a 8 €. También hay albergues parroquiales, de las asociaciones de amigos del Camino o de personas altruistas que dejan el pago a voluntad del peregrino. En estos casos siempre dejaba unos 5 € de media. Los albergues privados eran siempre más caros, aunque no siempre mejores. Los precios oscilaban entre los 8 y 12 € según el albergue. Solo hice uso de ellos cuando pernoctaba en ciudades donde no había albergues de otro tipo.

Mis albergues favoritos fueron el de Arres, el de Bercianos y el de Manjarín.

manjarin

Otros gastos

El resto, 27,3 €, lo gasté en cosas tan dispares como la credencial del peregrino, jabón, dentífrico o lavandería. A este respecto, aunque intenté lavar a mano el máximo posible, también usé las lavadoras de los albergues. Vienen costando de media unos 5 € entre lavado y secado. Suelen ser lavadoras grandes, por lo que la colada sale barata si se comparte con otros peregrinos.

piedras-del-camino

Bueno, y este fue mi presupuesto para el Camino de Santiago. Espero que os sirva de ayuda a la hora de planificar el vuestro. Como bien saben quienes siguen este blog desde hace tiempo, siempre intento viajar barato. Ni mucho menos porque piense que sea la mejor manera de viajar. Mi filosofía es que el dinero no siempre compra las mejores experiencias. Por supuesto, también que todo lo que te puedas ahorrar en un viaje, quedará para hacer otro en el futuro.

¡Buen Camino!