Cuba cubita

¡Cuba! Apenas fueron unos días en La Habana, en una parada de paso en mi regreso de México a España, pero ¡mereció tantísimo la pena! A continuación os mostraré algunas fotos del viaje y compartiré algunas reflexiones basadas en mis primeras impresiones del país.

capitolio habanacatedral habana

¿Qué sabe realmente la gente sobre Cuba? ¿Es acertada la imagen que muchos tienen de ella? Yo, aún habiendo estado unos días en plena Habana, sólo sé que conozco poco y que lo que vi no es más que la capa superficial de una complejísima y atípica estructura social. De todos modos, esos 5 días sirvieron para que me diera cuenta de muchísimos aspectos que no siempre son como lo pinta la televisión, los exiliados que se conocen por el mundo o los turistas que viene de allí contando sus historias. Cada quien tiene su perspectiva, ve lo que quiere ver y cuenta lo que quiere contar. Por eso, no me hagan caso a lo que cuente en este post e id a descubrirla vosotros mismos.

plaza capitolio habanacalle habanaplaya habana

Coches antiguos, mulatas, puros, ron, playas, música, el Ché… sin duda, es esto lo que evoca la palabra Cuba hoy día. No sin razón. Pero no es sólo eso lo único interesante que podamos buscar y encontrar en la isla. Sin duda, antes que nada, y aunque la necesidad les haga muchas veces tenerlos encima vendiéndote cosas o intentando engañarte para sacarte dinero, yo me quedo con las personas.

baseball habanajuego calle habana

Con respecto a la situación política, que os voy a poder contar yo que no hayáis oído o leído ya. La isla está en cambio, aunque estos cambios, más que ser una realidad factible, son la esperanza de algunos y el temor de otros a que la situación política del país cambie. De qué sirve que Raúl Castro permita a los cubanos poder entrar en hoteles o comprar móviles u ordenadores, si su sueldo mensual no representa ni una milésima parte de lo que valen estos productos o servicios. La verdad es que yo sentí en las personas ganas de cambio. No sé si este podría traer una mejora en la precaria situación económica que vive gran parte de las familias cubanas, posiblemente causadas por el bloqueo estadounidense, pero lo que sí es seguro es que el fin de este régimen llevaría consigo la perdida de otras muchas cosas buenas.

edificio cara del che habanaplaza habana

mural che habanacartel fidel castro

Pasando ya a hablar sobre aspectos más livianos, decir que si debiera elegir un lugar favorito en La Habana, ese sería el Malecón. Si donde quiera que vayas ves a la gente siempre en la calle o asomada por sus balcones; el punto más importante de socialización es, con diferencia, el Malecón. Allá nos íbamos de noche y de día a beber ron, hablar con la gente e incluso bañarnos. ¡Toda una experiencia! Cada uno de los personajes que conocimos allí bien merecería un post en este blog.

faro habanamalecon habanamujer malecon habananadar malecon habana

Sin duda, como ya señalaba antes, otro de los atractivos de Cuba son sus coches. Lo que para un europeo es un lujo, para un cubano se traduce en necesidad. La necesidad de tener que conducir un coche de 60 años de antigüedad por la falta de dinero o permiso estatal. En Cuba se pueden ver 3 tipos de coches: Los americanos de los años 50 que ya estaban antes de la Revolución, los rusos y alemanes de los años 70 y 80 que llegaron de mano de la URSS y los nuevos coches europeos que han entrado en la última década. Sin duda, los que mejor funcionan son los de los 50. Entonces los coches se hacían para que duraran en el tiempo y no para que se te estropearan a los 10 años y te tuvieras que comprar otro.

coche antiguo cuba

Lo que más me impacto, sin estar vanagloriándome del pasado colonizador de mi país, es la gran conexión cultural existente entre Cuba y España. Sin duda ésta existe allá donde vayas en Latinoamérica, pero nunca tan fuerte como en esta isla. Andar por las calles de La Habana fue en muchos momentos como caminar por Sevilla o Cádiz. No podemos olvidar que hasta hace poco más de un siglo, ambos países formaban parte de uno solo. La semejanza, pese a la mayor suciedad y descuido esta ciudad, era increíblemente sorprendente. Y no solo por la semejanza urbanística o arquitectónica, sino también por el hecho de que la mayor parte del mobiliario urbano está hecho por los mismos fabricantes que lo hacen en España, siendo muchas de las piezas donadas por ayuntamientos españoles. También influyen, como no podía ser de otro modo, las razones políticas, ya que a diferencia de la mayoría de los países Iberoamericanos, Cuba no ha tomado como patrón a seguir el modelo de EEUU, habiéndose inspirado algo más en el europeo con España como referencia.

calle habana cadizcalle cuba cadizmobiliario urbano la habana cuba

Por último, cerrar este post con dos imágenes que ilustrarán alguna de las cosas dichas más arriba. Principalmente la capacidad de sorprender que tiene Cuba y la gran conexión que sigue teniendo con mi tierra natal: Andalucía. Una de ellas es este autobús urbano naranja que en décadas pasadas transportó pasajeros por las calles de Sevilla, mi ciudad natal, y que ahora seguía haciéndolo aquí en La Habana. Estoy seguro que alguna vez en la vida, probablemente siendo pequeño, viajé en ese mismo autobús por mi ciudad. Al parecer el fueron una donación del Ayuntamiento de Sevilla. Fue toda una sorpresa encontrarlo por casualidad aparcado en una calle de La Habana. Y la segunda es el Centro Andaluz en La Habana, que sigue difundiendo el arte andaluz y flamenco por una tierra donde todavía no ha muerto, gracias a la histórica conexión cultural mantenida, entre otros, por los inmigrantes de origen andaluz.