La Antigua, la ciudad más bella de las Indias

La Antigua se encuentra a menos de una hora al oeste de la capital de Guatemala. Durante los tiempos del colonialismo español en América, esta ciudad, entonces conocida como Santiago de los Caballeros, llegó a ser la capital del denominado Reino de Guatemala, que abarcaba gran parte de Centroamérica. Este hecho hizo que prosperase mucho económicamente, lo cual se vio reflejado en su riqueza patrimonial a nivel urbanístico y arquitectónico.

arco santa catalina

Actividad cultural

La Antigua, una pequeña ciudad cuya población ronda los 35.000 habitantes, tiene una oferta cultural considerablemente activa. Son numerosos los centros culturales en los que poder asistir a exposiciones y conciertos. El más importante es sin duda el Centro de Formación de AECID, ubicado en el  antiguo Colegio de la Compañía de Jesús, un espectacular edificio colonial rehabilitado por la Cooperación Española. Aunque el grueso de la actividad cultural y ocio de la ciudad está repartido en la multitud de bares frecuentados por los cientos de extranjeros, en su mayoría estadounidenses, que residen temporalmente en la ciudad para aprender español.

Edificios Religiosos

Pero lo que realmente hace a La Antigua una de los principales atractivos de Guatemala es un legado artístico único con impresionantes edificios religiosos de estilo renacentista y barroco que nada tiene que envidiar a ninguna de las grandes ciudades coloniales del continente americano. Precisamente por ello, antiguamente se decía que La Antigua, valga la redundancia, era la ciudad más bella de las Indias Españolas.

La lista de iglesias por visitar es casi infinita para una ciudad tan pequeña. A continuación os enumero las más importantes:

  • La iglesia de San Francisco el Grande, cuya foto podéis ver a continuación
  • La Catedral de San José, de estilo barroco
  • La iglesia de la Merced, de estilo ultrabarroco
  • La iglesia y convento de las Capuchinas
  • La iglesia de San Pedro

iglesia de san francisco el grande

Ruinas

Por desgracia, La Antigua está situada en una zona de gran actividad sísmica, lo cual ha provocado que la ciudad haya sufrido muchos terremotos a lo largo de la historia. En el año 1773 tuvieron lugar los catastróficos terremotos de Santa Marta, ya que supuso un freno absoluto en el momento de mayor desarrollo de la ciudad. El último gran terremoto fue, sin ir más lejos, en el año 76, un sismo de 7,5 en la escala Richter que supuso destrozos irreparables hasta la fecha.

Estos terremotos y la incapacidad para reponerse de los importantes daños son la causa de que la ciudad esté repleta de edificios en ruinas. Durante un paseo por La Antigua es difícil no encontrarse con alguna iglesia o convento completamente destruido y deshabitado en el que a duras penas se mantiene en pie una bella fachada completamente resquebrajada. De todos los existentes, aconsejo visitar las ruinas de la antigua Catedral de la ciudad, situada a las espaldas de la actual, y las ruinas del antiguo Convento de San Jerónimo.

ruinas antiguapatio convento san jeronimo

Cerro de la Cruz

Este cerro, fácilmente alcanzable a pie desde la ciudad, ofrece una fabulosa panorámica de la ciudad y los volcanes que la rodean. Recomiendo plenamente subir la sinuosa cuesta que conduce al mirador, aunque aconsejo evitarlas durante las horas de menos luz ya que dicen que se llegan a dar asaltos llegada la noche.

cerro de la cruz