Paraguay, la gran olvidada de Sudamérica

Paraguay, un gran olvidado en Sudamérica. Casi no está de paso en ninguna de las rutas por el continente. Hubiese sido muy fácil obviarlo y saltárselo, pero por poco que aparentemente pudiera ofrecer, este paso por América hubiese quedado incompleto de no haber visitado también Paraguay. Mi paso fue breve, pero intenso. Aproveché al máximo mi semana en el país para visitar sus principales ciudades y para conocer un poco de la cultura guaraní.

itinerario paraguay

Encarnación, playa y carnaval

¡¿Quién dijo que un país sin salida al mar no pudiese tener playa?! Encarnación tiene una a las orillas del río Paraná. Al otro lado del río está Posadas, capital del estado de Misiones en Argentina. Así de bonito es el atardecer sobre el río y el puente que une ambas ciudades.

playa parana paraguay

Desde el primer momento me di cuenta de que Paraguay es un país con muchísima influencia de su gigante vecino Brasil. A veces se percibe en pequeños detalles, otras veces es más obvio. Encarnación es también famosa por su carnaval, y justo llegamos para el previo. Hay una especie de mini-sambodromo en el que desfilan agrupaciones y carrozas llenas de color. Tuvimos la suerte de ser invitados y no perdimos la ocasión.

carnaval encarnacion

Misiones jesuíticas guaraníes

A un tiro de piedra desde Encarnación hay algunas ruinas de las antiguas misiones jesuíticas de las muchas que se construyeron en esta zona de Sudamérica. El afán de los jesuitas por evangelizar a los guaraníes fue desmesurado. Me gustó mucho la misión jesuita de la santísima Trinidad del Paraná.

mision jesuitaiglesia ruinas

Cerca de Trinidad también están las ruinas de Jesús Tavarangüe, una misión jesuíta que nunca llegó a concluirse.

mision paraguay

La capital, Asunción

Mi pasó por la capital, Asunción, fue fugaz. Atendía más a un empecinamiento mío de querer conocer siempre las capitales de cada país. Aunque de entrada no tengan atractivos, siempre se encuentran una vez allí. Fue también el caso de Asunción, sobre todo una buena oportunidad para conocer gente y ahondar un poco más en la cultura del país. Pero, más allá de eso, no hay mucho más que mostrar sobre dicha ciudad en este post.

Ciudad del Este, frontera con Brasil

Tras este breve paso por la capital, llegué a Ciudad del Este. Los buses en este país eran tan asequible que decidí darme un respiro de autostop. Nuevamente en el río Paraná, que hace frontera con Brasil.

Aquí se encuentra una de las represas más grandes del mundo: Itaipú. Para que os hagáis una idea del tamaño os cuento que tan solo dos de sus 20 turbinas producen el 80% de la energía de todo Paraguay. En el par de décadas que duró su construcción se utilizó el cemento equivalente a 210 estadios Maracaná y el acero de 380 torres Eiffel. Se podrían decir otros tantos datos negativos: como las especies y poblaciones tribales que se perdieron con la creación del lago artificial o las cientos de muertes de los obreros que participaron en su construcción… Sea como fuere, se trata de una de las obras de ingeniería más espectaculares que existen en el mundo. La entrada es gratuita y merece muchísimo la pena visitarla.

itaipu

En la siguiente fotografía podemos ver la triple frontera. Al frente baja el río Iguazú directo desde las cataratas y a la izquierda baja el Paraná desde la represa de Itaipú. Ambos se unen y bajan hacia la derecha directos al río de la Plata. Bajo mis pies Paraguay, a la derecha se ve Argentina y a la izquierda Brasil. Sí, no deja de ser una bobada fruto de la arbitrariedad política, pero como apasionado a la geografía que soy, me encantó.

triple frontera

Tereré, bebida del Paraguay

Si en Argentina y Uruguay la bebida nacional es el mate, aquí en Paraguay es una variante muy similar llamada tereré. A diferencia del mate, esta se toma fría. Si ven algún día a alguien portando estos elementos, es paraguayo seguro. El recipiente gigante es donde se almacena el agua helada y en el vaso cilíndrico se coloca la yerba mate. El agua fría se deposita en el tereré y se bebe por la bombilla.

terere

Así fue mi breve paso por Paraguay. Aunque no fue ni de lejos uno de los mejores países que he visitado, me alegro mucho de haber pasado por aquí en mi rumbo a Brasil. Esta etapa del viaje por Sudamérica no hubiese sido lo mismo sin conocer también esta realidad cultural. Una más de las muchas que hay en este inmenso y rico continente.