Península de Snæfellsnes

La península de Snæfellsnes, una de las más enigmáticas e históricas de Islandia, está situada en el extremo oeste de la isla. Viniendo desde el norte por la ring road, quedarían a mano derecho después de pasar la carretera que lleva hacia los Fiordos Occidentales, una de las pocas áreas importantes que me quedaron por explorar. Debido a su relativa cercanía a Reykjavik, esta península ha sido una de las más exploradas a lo largo de la historia. De aquí provienen los vikingos que alcanzaron con sus barcos América, conocida entonces como Vinland. También se dice que Cristóbal Colón, el cual viajó a Islandia para recabar información sobre posibles rutas hacia el oeste del Atlántico, pasó parte de su tiempo en la península. Pero el gran mito de Snæfellsnes, o más concretamente su volcán llamado Snæfellsjökull, es ser protagonista de uno de los libros más famosos de Julio Verne: “Viaje al Centro de la Tierra. En la historia, los protagonistas acceden al centro del planeta entrando por este volcán. Aunque Snæfellsnes ha inspirado historias desde las mismas sagas antiguas, hasta novelas contemporáneas.

Stykkishólmur

La primera parada la hicimos en Stykkishólmur, una pequeña localidad portuaria de poco más de 1000 habitantes situada en la costa norte de la península. La iglesia principal es tan extraña como interesante, un edificio de arquitectura contemporánea en toda regla. Pasando el puerto se accede a un saliente desde el cual observamos un bello atardecer y volamos una cometa a los pies de un antiguo faro. Por otro lado, el camping donde pasamos la noche fue sin duda el menos encantador de todo el viaje.

puerto stykkisholmurfaro stykkisholmuriglesia stykkisholmur

Ingjaldsholl

En dirección a la punta de la península se llega a la iglesia, de nombre Ingjaldsholl, en la que se dice que se hospedó Cristóbal Colón en su estancia en Snæfellsnes. Ya desde aquí comienzan a apreciarse la sobrecogedoras vistas del Snæfellsjökull, al cual se puede acceder con excursiones guiadas. Conforme se va pasando al costado sur de la península, la panorámica del volcán mejora aun más.

iglesia snaefells peninsulasnaefells julio verne

La vikinga de las américas

En un cierto punto del camino, el cual fue extremadamente ventoso, se encuentra el monumento a la primera mujer occidental que dio a luz a en América. Al parecer era toda un viajera que incluso había llegado a realizar un peregrinaje hasta Roma. Toda una vikinga wanderlust de la época!

women snaefells vinland

El cañón-hendidura

Por último, un poco antes de salir de Snæfellsnes para tomar el túnel que lleva a la península de Reykjanes, hay una inquietante hendidura en la montaña a la que se puede acceder. En su interior corre un riachuelo, como si fuese un estrecho cañón, y uno puede adentrarse hasta donde pueda. Merece realmente la pena asomarse.

gruta snaefellsinterior grutavistas snaefells

Y este fue el último destino, antes de volver a Reykjavik, de lo que fue un viaje alrededor de todo Islandia durante 10 días. ¡Inolvidable!