La Picardía, el nordeste de Francia

Francia no solo es París. Ni siquiera Bretaña, Normandía o Provenza. Hay muchos más lugares à découvrir, y siempre es buen momento para hacerlo, especialmente si uno es invitado.

En esta ocasión tuve la oportunidad de visitar la Picardía, una región situada al norte de París, entre Normandía y Bélgica. Sinceramente, cuando tomé el tren a Amiens, su capital, no tenía ni idea de lo que iría a encontrar allá. Comencé a sentir una sensación de relax conforme iba saliendo de París y entrando en zona rural. En cierto modo necesitaba desconectar un poco de la civilización y respirar un poco de aire (supuestamente) fresco.

paisaje picardia francia

El primer día lo pasé en Amiens. Una acogedora ciudad en la que Julio Verne encontró inspiración para escribir la mayoría de sus libros. En realidad es el tipo de ciudad que no me suele gustar, pero en esta ocasión disfruté al caminarla durante todo el día. Estoy seguro de que fue por el hecho de ir en compañía de un par de amigas locales. Lo cual me hizo pensar en las múltiples circunstancias secundarias que pueden hacer que te gusten o no un lugar y lo difícil que es ser objetivo al hablar de él.

torre amienscatedral de amiensmejor mapping catedralreloj amiens

El segundo día tuve el lujo de poder explorar la región en el coche de los padres de mi amiga Aurelie. Esta parte de Francia ha sido testigo de algunas de las batallas más crueles de la Primera Guerra Mundial. Miles de personas murieron en estas tierras, motivo por el que hay numerosos cementerios y memoriales para recordarlos y para mostrar estos episodios históricos a los turistas que visitan la zona. De hecho, cada uno de los países participantes en estas batallas tiene un memorial propio.

memorial britanico primera guerra mundialmemorial britanico picardiamemorial picardiamural guerra mundialtrincheras guerra mundialcrater bomba picardia

Sin embargo, lo mejor fue el mero hecho de estar en el campo. Perder la vista en sus paisajes. Disfrutar de la simplicidad de sus formas. Sentirse en un lugar original y auténtico, ajeno al turismo de masas. Vacío de turistas incluso en pleno agosto, el mes de vacaciones por excelencia, y en Francia, el país con más visitantes del mundo.
paisaje norte franciapaisaje iglesia picardia