Ruta por la Prehistoria en el norte de España

Haciendo el Camino de Santiago Francés “tropecé” inesperadamente con un lugar del que había oído hablar mucho desde que era niño. Se trata del yacimiento de Atapuerca, en la provincia de Burgos. Aproveché para visitarlo a fondo y me gustó tanto que mi curiosidad por la prehistoria despertó durante esos días. Tanto así que intenté visitar los yacimientos prehistóricos más relevantes de esa zona del norte de España, que no son pocos. De esta mini ruta surge este post. Pero, mejor vayamos por partes:

Atapuerca, la Prehistoria en España

Tras 15 días sin parar de caminar, me tomé un día de pausa en Burgos para visitar el yacimiento de Atapuerca. Me encantó. No hay fotos o palabras para describir la importancia de lo que se ha encontrado allí en las últimas décadas. ¡Casi la totalidad de la prehistoria humana en Europa en tan solo un puñado de cuevas dentro de una colina! Tan solo falta el hallazgo de un neandertal para completarla. Seguro aparecerá tarde o temprano. Puede que este breve articulo del National Geographic os ayude a entenderlo. Nunca tuve un acercamiento físico como este a la evolución humana, que tanto he estudiado.

atapuerca prehistoria

Tuve la suerte de que nos tocase un guía buenísima. Una estudiante de arqueología que lleva años excavando en el lugar. Las cuevas que se pueden visitar están al aire libre. Se encuentran seccionadas por una antigua trinchera que se realizó para dar paso a un ferrocarril a través de la colina. Gracias a él, pese a que destruyó bastante información, se descubrieron las primeros restos y se comenzó a excavar con metodología científica.

Cerca del yacimiento se encuentra el CAREX, un centro de arqueología experimental donde se puede aprender mucho sobre el tipo de vida que llevaban nuestros antepasados en el paleolítico. Se puede aprender a cazar con armas rudimentarias, crear bifaces, realizar pinturas rupestres y hasta a hacer fuego con la ayuda de elementos naturales básicos como piedras o madera.

carex

Museo de la Evolución Humana

El Museo de la Evolución Humana en Burgos es de diez. Un lugar donde se puede aprender mucho sobre la evolución y selección natural, centrada en los aspectos físicos y culturales del ser humano a lo largo de la prehistoria. Merece mucho la pena.

museo evolucion burgosneandertalaustralopithecus

Además, el museo exhibe hallazgos de todo tipo que se han ido encontrando en las excavaciones de Atapuerca. Los más importantes son Miguelón, un cráneo muy bien conservado de un homo heidelberguensis, y Excálibur, un bifaz de piedra roja hallado en la Sima de los Huesos. Al ser este un lugar donde se arrojaba a los muertos, se cree que este es el indicio más antiguo de un ritual humano.

miguelonsilex excalibur

Cuevas de Altamira

Como me quedé con ganas de más, sobre todo de ver pinturas rupestres, pasado Burgos me desvié un poco del Camino y me dirigí a Cantabria. Era para mí un sueño poder entrar en Altamira, probablemente la cueva con más importancia (pre)histórica y artística del mundo. Un lugar habitado durante decenas de miles de años y con las primeras pinturas de la humanidad, con más de 35.000 años.

Por suerte, hace décadas que la cueva se cerró al turismo de masas. La continúa presencia humana estaba mudando su microclima y, por ende, arruinando el arte rupestre que alberga. El límite para visitarla ha variado mucho con el tiempo. A pesar de lo que se cree, no está completamente cerrada, ni tampoco hay eternas listas de espera. Solo puede ser visitada por 5 visitantes a la semana. Estas personas son elegidas por sorteo cada viernes entre los visitantes que llegan durante la primera hora de apertura del museo. Bastante difícil, ya que la cosa está bien concurrida. Yo fui en temporada baja y eramos unas 80 personas en el sorteo. Igualmente lo intenté, aunque la suerte esta vez no me acompañó. Me conformé con visitar la réplica, conocida como Neocueva, y fotografiar (a escondidas) uno de los maravillosos bisontes.

altamira bisonte

Cuevas de Puente Viesgo

Por suerte, Cantabria está plagada de arte rupestre. Así que pude quitarme las ganas visitando algunas menos conocidas. Las cuevas de las Monedas y el Castillo, situadas en Puente Viesgo. Ambas cuentan con decenas de pinturas e impresionantes formaciones geológicas. Aunque, por desgracia no se pueden sacar fotos en el interior. A continuación la espectacular entrada a la cueva del Castillo, la más importante de las dos.

el castillo puente viesgo

Con esta visita concluí mi pequeño e improvisado ciclo de yacimientos prehistóricos en el norte de España. Por supuesto, no todos están en esta zona del país, aunque sí los más importantes. En esta región hay muchas más cuevas visitables, por no hablar de las que aún quedan por descubrirse. La arqueología nos va a dar muchas sorpresas en los próximos años. Estaremos atentos.