San Francisco, CA.

Puedo decir que San Francisco cumplió con todas las expectativas. Es uno de esos lugares que marcan la diferencia dentro del vasto territorio norteamericano. Hace que valgan la pena ir pese a otros aspectos no tan positivos como son los trámites migratorios, la comida basura, la escasez de transporte público, el capitalismo salvaje y su consecuente desigualdad social.

puente oakland bay

Estados Unidos es un país con mucho por descubrir, pese a que estando allí casi todo nos suene haberlo visto antes, como un dejà vu continuo causado en gran parte por la mucha cultura americana vista en cine o TV. Lo que nunca dejará de sorprenderme es la enorme hospitalidad de algunos individuos que, nuevamente, marcan la diferencia en una sociedad más bien adversa ante la acogida de “lo extranjero”, algo paradójico si atendemos a la tradición migratoria de esta nación.

San Francisco es una ciudad situada en el extremo norte de una península que se adentra en la denominada Bahía de San Francisco, en la costa norte de California. Tiene una forma de cuadrado casi perfecto con lados de 11 kilómetros cada uno. Su población no llega al millón de personas, aunque incluyendo a toda la zona metropolitana sobrepasa los 8 millones. El clima de la ciudad es muy templado, siendo sorprendente el poco frío que hace en invierno y el fresco que llega a hacer durante el verano. Aunque si algo caracteriza a esta ciudad es su accidentado relieve, largas calles que suben y bajan por empinadas colinas que se asoman al mar. ¡Todo un espectáculo visual!

cuestas san franciscopendientes san francisco

Golden Gate Bridge

El puente Golden Gate es sin lugar a dudas el emblema de la ciudad de San Francisco. Fue construido en los años 30 por la necesidad de conectar el norte de la ciudad con el otro lado de la bahia. Sus 2.700 metros de longitud (1.280 de ellos completamente suspendidos) y 227 metros de altura lo hicieron ser durante varias décadas el puente colgante más grande del mundo. Recomiendo dedicar medio día a explorarlo al máximo, es una pasada. Se pueden alquilar bicis para ir hasta el lado norte, en Sausalito, desde donde se tiene una perspectiva con la ciudad de fondo. Las vistas también son muy buenas desde el lado sur, en el presidio. Aunque yo también aconsejo atravesarlo a pie, es una caminata que no deja de sorprender a cada paso con espectaculares vistas a la bahia.

puente golden gateel golden gategolden gate bridgeAlcatraz

Otro de los clásicos de San Francisco es la antigua prisión de Alcatraz, situada en una pequeña isla de la bahía. Aunque pueda parecer un recurso demasiado turístico, lo cual es cierto, ya que son muchos los turistas que la visitan cada día, no deja de ser un lugar interesantísimo. Es lo más parecido a visitar una prisión de alto riesgo sin tener que matar a nadie, la totalidad del recinto permanece prácticamente como cuando se cerró en 1963, tras casi 30 años de uso. Por sus celdas pasaron famosos delincuentes como Al Capone, y tantos otros como Frank Morris, que se hizo famoso junto a los hermanos Anglin por ser capaz de fugarse de la prisión de una manera muy ingeniosa. No se sabe si logró sobrevivir a las frías y fuertes corrientes que rodean la isla, 50 años después aún es un misterio. Su historia está muy bien retratada por Clint Eastwood en La fuga de Alcatraz.

Para visitarla hay que dirigirse al muelle 33, desde donde zarpan varios barcos a lo largo del día. Se recomienda realizar la reserva con antelación a través del sitio oficial para asegurarse la entrada, ya que el acceso es limitado y la demanda muy alta.

llegada alcatrazalcatrazprision isla alcatrazHaight-Ashbury

El barrio de Haight-Ashbury, llamado así por el cruce de estas dos calle, posee todo el encanto que se puede esperar de San Francisco. Lejos de ser aquel barrio de los años 60 donde surgió el movimiento hippie, hoy en día es una de las zonas más caras de la ciudad. Sus calles están llenas de nuestra historia más reciente y cuenta con numerosas tiendas de gran interés. una de las más conocidas es la mítica tienda de discos Amoeba Music, pero también hay negocios de ropa vintage y diseño muy interesantes.

haight ashburyamoeba discos

Japanese Tea Garden

El Japanese Tea Garden, situado en el Parque Golden Gate, fue una de las sorpresas inesperadas de San Francisco. Aunque fue creado para una exposición internacional a finales del siglo XIX, se ha mantenido abierto hasta la fecha. El jardín cuenta con plantas y arquitectura autóctona que hacen que realmente parezca que se está en el país nipón.

templo jardin japonesbudajardin japones

SFMOMA

De los múltiples museos de la ciudad, recomiendo sobre todos el Museo de Arte Moderno de San Francisco, también conocido como SFMOMA. Si os gusta el arte contemporáneo tanto como a mí, sabréis apreciar esta joya.

moma san francisco

Otros punto de interés

San Francisco es una ciudad que da para escribir muchos posts e, incluso, toda una guía con lugares que visitar. Evitando eternizarme en el relato de mis 4 días en la ciudad californiana, recomiendo encarecidamente visitar el barrio de Castro, cuna del movimiento gay, subir a la Coit Tower en la Telegraph Hill, comer en Chinatown, ver las famosas casas victorianas conocidas como Painted Ladies, subir en uno de los antiguos tranvías aún en funcionamiento o comer en el puerto de Fishermans Wharf la típica crema de marisco servida en cuencos de pan.

En definitiva, fue interesante volver al “gabacho”, como se conoce a Estados Unidos en México, después de varios años de haber tenido la oportunidad de estudiar un semestre allí. Corroborar viejas reflexiones, hallar otras nuevas… y nada mejor que San Francisco, una ciudad que me quede sin ver hace 4 años a causa de un esguince de última hora en Los Ángeles. Sin duda, se ha convertido en una de mis ciudad favoritas de todo el país.