Escapada a Viterbo

Viterbo, capital de la provincia del mismo nombre, que a su vez forma parte de la región italiana del Lazio (Lacio en español), de la que es capital Roma, y de la cual proviene el tan extendido término de latino/a. ¡Uff! ¡qué me enrollo! Pues eso, Viterbo es una de las numerosas localidades históricas que rodean a la capital. En este caso, se encuentra concretamente en la zona Tuscia, de tradición etrusca, al norte del Lazio y camino de las regiones de Umbria y Toscana. Una pequeña ciudad ligada por un tiempo a los papas y con una rica historia que se puede apreciar en cada rincón de su agradable centro histórico. Este tipo de destinos normalmente pasan desapercibidos para el turista que visita Roma en pocos días e incluso al que se recorre Italia desde los Alpes a la punta de la bota. Sin embargo, para los que disfrutamos y sufrimos el día a día de la ciudad romana, escapadas como estas suponen un verdadero alivio en nuestras rutinas capitalinas.

Viterbo

En un paseo matinal por la ciudad se pueden visitar lugares históricos como la Catedral de San Lorenzo, el Palacio de los Papas, la iglesia de San Francisco y Santa Maria Nuova o la Piazza Comune. A las afueras hay unas termas naturales gratuitas y abiertas todo el día. Estas termas fueron incluso citadas por Dante en la Divina Comedia. Si se dispone de más tiempo, aconsejo visitar el Parque de los Monstruos de Bomarzo, a apenas media hora de Viterbo.

viterbo torre