Yosemite National Park

Yosemite National Park, uno de los parques nacionales más aclamados y legendarios de los Estados Unidos, se encuentra en la Sierra Nevada del estado de California. Su designación como parque nacional se remonta a los tiempos de Abraham Lincoln como presidente del país. Su riqueza natural y paisajística hacen que no sea una coincidencia que lo visiten casi 4 millones de personas al año. El Yosemite presume de tener el monolito granítico más grande del mundo, llamado El Capitán, y la 4ª catarata más alta, con 782 metros. Por no hablar de las gigantes sequoias, los pronunciados acantilados y la inmensidad salvaje de los bosques y montañas que rodean al valle principal.

catarata yosemitesequoias yosemite

La visita

El Yosemite National Park es visitable durante todos los días del año. Cada estación del año le da un aire diferente haciendo que casi sea una experiencia completamente diversa. En mi caso, ya que andaba de visita durante las navidades de 2010, me tocó visitarlo durante el inicio del invierno. Muchos dicen que es el mejor período, ya que el blanco de las nevadas le confiere una belleza particular. Estoy muy de acuerdo, la visita fue muy especial y el frío, yendo adecuadamente abrigado, era soportable mientras se caminara. Sin embargo, teniendo mala suerte, como me paso a mí, puedes encontrarte con un día nublado y de niebla que no te permita ver a partir de cierta distancia, por lo que me perdí las vistas de la parte más alta de las montañas. Así que, sea cual sea el período del año, os aconsejo ir durante un día en el que el cielo esté despejado.

lago yosemiterio yosemitemontana yosemite

Se encuentra a tan sólo 300 kilómetros de San Francisco. Es accesible en transporte particular, si se decide alquilar un coche, así como transporte público. La línea de buses Greyhound conecta en pocas horas San Francisco con localidades cercanas al parque como son Manteca, Modesto o Merced. Se puede hacer noche en el mismo parque nacional, ya que existen numerosos campamentos con cabañas de madera y posibilidad de acampar, siempre que el tiempo lo permita. La opción por la que opté yo, siempre buscando economizar al máximo, fue hacer noche en el único hostal que pude encontrar en las localidades mencionadas. En concreto fue un pequeño hostal familiar gestionado por una pareja de jubilados y situado en Merced. Sólo tuve opción de reservar vía telefónica y quedar con el amable señor en la estación de autobuses, donde vino a recogerme.

¡Si planeáis ir a Yosemite, no olvidéis volver por aquí y contar vuestra experiencia! A mí me tocará volver con mejor tiempo para poder sentir que lo visité al 100%.


nieve yosemite